sábado, 17 de enero de 2009

¿Pero cómo se me puede ir taaanto la olla?? O.o

A un juego jugué
y me aseguré
de ser un buen bebé
-¡mami, maaaami!-
Le decía a René
-¡que todavía me falta crecer!-
Mi camarada mamá
Me dió una poción
La cual me ayudó
¡A ser mayor!
Ella me decía:
-Tus huesos se alargarán
Si de esta pócima gustarás-
(pero ten mucho cuidado
porque en un lugar insólito tropezarás)
Aún así me arriesgué
Porque “curiosidad” me persuadió.
Bebí y bebí y
¡mi estómago empezó a rugir!
Voces de ultratumba salían de mi boca,
Pues ahora Leones y dragones moran
en mis vísceras locas.
Mis ojos, desorbitados,
Se tornaron de color morado,
Y las espirales que advertía
me predecían de una futura caída.
¿Dónde estoy?...¿Dónde estoy?
Árboles robustos y demacrados
me atormentaban
¿Dónde estoy?
Horror y oscuridad
Me rodeaban
¿Dónde estoy?
-yo sé donde te hallas-
Mis escuálidas piernas empezaron a tiritar
Y mis calcetines, sudorosos,
Resbalaban de mis pies ansiando escapar.
Mis párpados impedían ver al dueño
de esa voz lúgubre e infernal,
Temblaban y temblaban
y el eco lo hacía empeorar
Pues mis párpados presionaban
todavía más y más.
En un haz de valentía
Osé mirar a ese ser espectral.
Quedé atónito cuando descubrí
A la misteriosa y extraña criatura.
Se parece a una luciérnaga
¡Qué linda ricura!
Quedé maravillado cuando descubrí
su rostro de cristalina hermosura.
Me obsequió una sonrisa que navegaba
en una barca llena de dulzura.
Ondas de luz la rodeaban y
Ráfagas de colores arrojaba…
-te hallas en el bosque de la Soledad-
El eco resonaba la última palabra
Pero yo quedaba anonadado,
de lo fascinante que era el ser alado…
Continuará...

3 comentarios:

gianlucio dijo...

Sei molto brava Victoria.
Ciao

Victoria Alessandrello dijo...

Molte grazie per il tuo bellissimo commento.
n.n

Eva Aguiar dijo...

Menuda amiga esa tal René. Debió de darle zumo de setas alucinógenas o algo...